Sacar el RFC

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público creó (por llamarlo de alguna manera) al Servicio de Administración Tributaria, órgano cuya tarea fundamental es la de recaudar impuestos.

Parte de ese dinero se utiliza para la generación y preservación de programas que promueven el bienestar público. Si el gobierno no contara con la contribución de los ciudadanos, muchas de las prestaciones con las que cuenta la sociedad, simplemente no existirían, ya que no habría manera de seguir con su operación.

Sacar el RFC

Es por eso, que el ofrecer una guía simple y fácil de entender sobre cómo sacar el RFC es el compromiso de quienes forman parte del SAT. No obstante, hemos visto que aunque sus páginas informativas poseen datos interesantes, aún les hace falta una forma más simple de expresar los pasos que un usuario que no tenga contacto frecuente con las herramientas informáticas debe seguir para solicitar su Registro Federal de Contribuyentes.

Sin más preámbulos, en las siguientes líneas te ofrecemos una guía de pasos bastante resumida, para que tu cálculo de RFC sea fácil, rápido y cómodo.

Si hay una herramienta que nos puede ayudar al momento de registrarnos ante el SAT, esa es la Clave Única de Registro Población. Por si no lo sabes, este trámite corre a cargo del Registro Nacional de Población y es totalmente gratuito.

Otro beneficio de sacar tu RFC con homoclave utilizando los instrumentos virtuales, reside en que el tipo de formulario que verás a la hora de registrarte, corresponderá de manera automática con la clasificación que te toca.

Decimos esto, porque básicamente existen dos grandes grupos en los que se dividen los contribuyentes en México: Primeramente las Personas Morales y después las Personas Físicas.

En el primer apartado se acomoda a las empresas privadas que por ende están obligadas a pagar impuestos. En segundo lugar toca el turno a los particulares, es decir, la gente que recibe un pago por el trabajo que desempeña a diario.

Sin embargo, volvamos a la inscripción del RFC con CURP. En la página del SAT entra al link de “Trámites” y después ubica el sub menú de RFC. Deberás estar muy atento, ya que si te equivocas al momento de seleccionar una opción, es probable que tu registro no se lleve a cabo adecuadamente.

Si por alguna razón no tienes cerca de ti una computadora que tenga conexión a Internet, te recordamos que siempre puedes llamar a la línea telefónica del Servicio de Administración Tributaria para que así, uno de tus asesores te diga donde se encuentra la sala de Internet del SAT más cercana a tu localidad.

Ahí podrás acudir en el horario que se te indique para poder llevar a cabo cualquier tipo de diligencia vinculada al RFC online. Por supuesto, la prestación del equipo de cómputo no tiene ningún costo.

Cuando hayas completado el alta de tu RFC por internet, sólo quedará esperar el plazo fijado por la ley (alrededor de 10 días hábiles) para ir y recoger tus documentos. El día de tu cita deberás presentarte acompañado de los siguientes documentos para que se te haga entrega de la Cédula de Identificación Fiscal.

. Original y copia de tu acta de nacimiento.

– Original y copia de una identificación oficial con fotografía vigente.

Sacar RFC por SAT

El sacar RFC por SAT, conlleva un compendio de procedimientos electrónicos que cualquier persona tiene disponibles si es que cuenta con una computadora, ya sea de escritorio o portátil, que sea capaz de conectarse a Internet.

Tampoco la modalidad de conexión es importante, puesto que con cable Ethernet o Wi-Fi, la transferencia de datos se llevará a cabo de forma correcta, puesto que el portal se encuentra actualizado con los últimos estándares en materia de elaboración de sitios web.

Sacar RFC por SAT

En el portal encontrarás muchos trámites que se pueden desarrollar vía web, sin que tengas que abandonar tu sitio de trabajo u hogar. Uno de los más comunes es el proceso que tiene que ver con la impresión del RFC. No obstante, el día de hoy no vamos a hablar de eso, sino de la manera en la que puedes solicitar tu contraseña de acceso a la zona de Mi Portal.

Con ella podrás acceder a zonas restringidas en las que forzosamente se pide la identificación del usuario, no sólo mediante esa palabra clave, sino también con el ingreso de una capcha.

Se trata de códigos o combinaciones de números y letras (mayúsculas y minúsculas) en distintos tamaños y formas, de modo tal que sólo puedan ser leídas por un ser humano y no por una máquina, evitando así el que terceras personas pudieran obtener sin tu autorización tu información personal.

En el caso de que seas persona física, pide una cita utilizando el portal de citas SAT y dile al ejecutivo que quieres tramitar tu contraseña. Éste te solicitará que le muestres una identificación oficial, con el fin de validar tu identidad.

Si eres una de esas personas a las que les interesa llevar a cabo operaciones y/o transacciones fiscales de forma electrónica, lo que te conviene no es solicitar tu contraseña, sino pedir el alta de la firma electrónica (obviamente nos estamos refiriendo a la Firma Fiel).

Además de lo anterior, la persona interesada en cumplir con esta diligencia, deberá asentar su dirección fiscal. Es decir, el lugar físico en donde desea recibir notificaciones por parte del SAT.

Otro de los requerimientos indispensables es el anexar una dirección de e-mail personal y vigente, pues por medio de ésta, el personal de la dependencia, te podrá enviar información relevante acerca de temas de interés.

Por otra parte, no todos los usuarios que cumplen con la tarea de tramitar el RFC, reciben la misma guía de derechos y obligaciones fiscales, pues eso dependerá del sector en donde te tenga agrupado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Y es que cada contribuyente, indiferentemente de que sea Persona Moral o Persona Física se encuentra en un apartado específico, puesto que no todos los ciudadanos ni empresas deben pagar la misma cantidad de impuestos.

Por último, no pienses que el día de tu cita te vas a quedar en el módulo por largo tiempo. De hecho, el agendar tu cita por medio de las herramientas virtuales, garantiza el que seas atendido a la hora que se te indico. Expertos han calculado que el tiempo promedio en el que un contribuyente recibe el asesoramiento necesario, es de menos de 20 minutos.

Imprime tu RFC 2018

Debo decirles que cuando un amigo me dijo “imprime tu RFC pues lo necesitas para empezar a trabajar” no supe que contestarle. De inmediato me puse a buscar en Internet, cuáles eran los pasos necesarios para poder obtenerlo en papel.

Yo ya me había dado de alta en el pasado. De hecho, cuando cumplí 17 años, acudí personalmente al módulo del SAT de mi localidad y ahí me entregaron mi Cédula de Identificación Fiscal.

Imprime tu RFC 2018

Esta documentación la entrega la Secretaría de Hacienda y Crédito Público utilizando como enlace al Servicio de Administración Tributaria. Es indispensable cumplir con este requerimiento en el instante en el que inicias dentro del mundo formal, pues debes pagar impuestos.

Asimismo, queremos comentarte que los responsables de mantener actualizada la página del SAT, revisan constantemente que la información contenida en sus registros sea la correcta, puesto que hay veces que los contribuyentes se dan de baja.
Los principales motivos por los que esto puede suceder es que dicha persona ya haya dejado de laborar y por lo tanto, desea inhabilitar su RFC.

Otra de las razones por las que el Registro Federal de Contribuyentes puede quedar inhabilitado, es por el fallecimiento del contribuyente. En este caso, los trámites pertinentes los debe llevar a cabo una persona que pueda comprobar un lazo sanguíneo con el finado o en su defecto que funja como su representante legal.

En el caso de que seas una persona que recibe honorarios ya sea por su trabajo o sus servicios prestados, sabrás que debes tener a la mano tu número de RFC con Homoclave, pues éste te servirá para colocarlo en las facturas electrónicas que le des a tus clientes.

Ojo, no está permitido utilizar el RFC para el público general, el caso de que se lleven a cabo este tipo de operaciones, puesto que ese código fue creado solamente para que lo utilicen los ciudadanos que no tienen ningún tipo de obligación fiscal.

El mecanismo para imprimir el RFC se puede hacer de dos maneras completamente distintas. A la primera de ellas la llamaremos como la manera tradicional, ya que consiste en concertar una cita en el módulo de atención SAT que te corresponda, para que un ejecutivo te entregue la documentación que requieres.

Por otro lado, también es posible realizar una impresión de RFC gratis desde tu casa u oficina ingresando a la página oficial de esta dependencia.

La única condición para que puedas ingresar al menú de trámites de RFC es que cuentes con tu clave alfa numérica y una contraseña.

Esta última la puedes obtener poniéndote en contacto con cualquier ejecutivo del SAT. Esta operación sólo lleva unos cuantos minutos y en cuanto la contraseña esté activa, podrás entrar a la sección de “Mi Portal”.

Una vez que te encuentres en la ventana en donde aparecerá la opción de imprimir, también tendrás habilitada la alternativa de almacenar tu CIF en el dispositivo que más te convenga: una computadora de escritorio, una laptop, una tableta, una memoria USB etc. puesto que se encuentra digitalizada en formato de imagen.

Buscar mi RFC

¿Cómo y para que me serviría buscar mi RFC? Antes de dar respuesta a esta interrogante, debemos decir que la abreviatura de “RFC”, tiene como significado Registro Federal de Contribuyentes.

Este documento fue creado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), aunque hoy en día es monitoreado por el Servicio de Administración Tributaria. En resumidas cuentas, este instrumento de identificación personal le sirve al Gobierno Federal para identificar la identidad de cada uno de las personas y empresas que pagan impuestos.

Buscar mi RFC

Jamás hay que olvidar que la recaudación por parte de las entidades estatales, no sólo sirve para el impulso de nuevos programas sociales, sino que también se usa para el mantenimiento de los que ya se encuentran en operación.

Otra de las actividades que desarrolla el SAT es la de asignarle a cada persona moral o física, la cantidad de dinero que debe desembolsar durante el año fiscal. La razón de esto es porque obviamente no puede pagar lo mismo un trabajador asalariado que una compañía privada que se dedica a ofertar productos y/o servicios.

Ahora sí, analicemos la manera más fácil de buscar el RFC. En caso de que no ocupes una constancia de tu CIF y lo único que quieras sea revisar el RFC con Homoclave, puedes verificar este dato con tan sólo consultar un estado de tu tarjeta bancaria (o de tu nómina).

Por el contrario, si lo que requieres es una impresión del RFC, por favor comunícate a la línea de atención a clientes del SAT entre semana y has una cita, para que un asesor te brinde la contraseña de acceso al portal.

Con ella podrás llevar a cabo un sin número de operaciones fiscales, en las que por supuesto destaca el hecho de poder imprimir el RFC las veces que lo necesites, sin que ello te represente ningún gasto.

Te pedimos que si esta información te fue útil, no dejes de compartirla con tus amigos.

El RFC y declaraciones mensuales de Impuesto sobre la Renta

Las personas morales con fines no lucrativos tienen el deber de realizar declaraciones mensuales e informativas, de acuerdo a lo que establece en tal sentido la ley.

Generalmente no son contribuyentes debido a la naturaleza de su actividad, pero realizan retenciones e informan en las declaraciones acerca de los montos a cargos de terceros. Así mismo, por actividades adicionales a las que corresponden a su razón social, pagan tributos LISR e IVA, en aquellos casos expresos que dictamina la legislación al respecto.

El RFC y declaraciones mensuales de Impuesto sobre la Renta

Declaraciones mensuales, Impuesto sobre la Renta

Estas incluyen el Impuesto sobre la Renta e IVA. En el primero, deben declarar los ingresos gravados por actividades distintas y los impuestos retenidos por tales causas conexas.

Declaración de Ingresos gravados: Son ingresos causados por la venta de bienes diferentes al activo fijo de la organización, o bien por la  prestación de los servicios a personas distintas de los miembros de esta.

En estos casos, se debe determinar el impuesto correspondiente a la utilidad por tales ingresos, según queda estipulado  en términos jurídicos del Título II de las Personas Morales Código Fiscal de la Federación. Aplicando una tasa del 30% a la utilidad en cuestión. Este precepto es ejecutable sobre tales ingresos adicionales sólo si exceden el 5% de los ingresos totales de la sociedad en el año fiscal declarado.

Determinar la utilidad procede de restar las deducciones estrictamente indispensables para fines de efectuar la actividad adicional, ajustadas a lo determinado por la ley en los requisitos para precisar estas figuras.

Se estableció que a partir del año 2012 todas las personas morales, independientemente de si son de régimen general o fines no lucrativos, debían prestar declaración de pagos provisionales mensuales por medio de la herramienta de pago referenciado ofrecido por el Servicio de Declaraciones y Pagos, esto con la finalidad de ofrecer comodidad al usuario en el pago de sus obligaciones tributarias.

 

Impuestos retenidos

Toda retención de impuesto sobre la renta e IVA dentro de la modalidad de declaración mensual debe llevarse a cabo a través del Servicio de Declaraciones y Pagos, o pago referenciado, en la página principal del SAT: Trámites/Declaraciones/Provisionales o definitivas: Mensuales.

De existir cantidades por las cuales se debe declarar al SAT, denominado impuesto a cargo, se cancelará el monto correspondiente por transferencia electrónica realizada con línea de captura en la página del banco autorizado de su preferencia.

Al enviar la declaración al SAT, recibirá automáticamente la línea de captura. Este procedimiento sólo requiere de su Firma Electrónica Avanzada FIEL y contraseña.

En el proceso se incluyeron reformas fiscales de años recientes para adecuar también la plataforma electrónica a la gestión de cumplimento de obligación fiscal, de modo que el trámite sea completamente automatizado y adecuado a la norma vigente.

El marco normativo tributario ha sido adaptado a la cotidianidad de hoy día, actualizándose a la par del desarrollo de la sociedad, de manera que los contribuyentes tengan más opciones para cumplir las obligaciones tributarias sin interrumpir el ritmo de vida actual. Con ello, los trámites presenciales cada vez son menores.

Las Personas Morales con fines no lucrativos en el RFC

Las persona morales con fines no lucrativos operan bajo condiciones distintas a otras clasificaciones dentro del RFC, debido a las características de las actividades que desempeñan.

Al no perseguir un beneficio económico sino el bien social, es decir, las acciones altruistas o humanitarias, se manejan bajo beneficios que mejoren las condiciones para proveer del servicio al cual están destinadas.

Las Personas Morales con fines no lucrativos en el RFC

Entre las más comunes de las personas morales con fines no lucrativos podemos mencionar:

las beneficencias, instituciones de asistencia social, asociaciones deportivas,  religiosas, civiles educativas, de padres de familia, donatarias autorizadas, asociaciones patronales, sindicatos obreros, cámaras de comercio e industria, cooperativas de consumo, administración de fondos,  o cajas de ahorro, administradoras de condominios, agrupaciones agrícolas, ganaderas, pesqueras o silvícolas, asociaciones civiles y sociedades de responsabilidad limitada, sociedades civiles autorizadas para recibir donativos, partidos y asociaciones políticas, sociedades de derecho de autor, fundaciones que otorgan becas, entidades gubernamentales (Federales, Estatales, Municipales), asociaciones civiles de investigación o preservación de flora y fauna, entre otros.

Factura electrónica Personas Morales con fines no lucrativos

De acuerdo a la autoridad fiscal, las personas morales sin fines de lucro están obligadas a expedir comprobantes fiscales digitales por internet (CFDI) que acrediten las transacciones de ventas llevadas a cabo, los servicios prestados o la concesión del uso y/o goce temporal de inmuebles.

Para comenzar a emitir comprobante fiscal debe contar con una Firma Electrónica Avanzada (FIEL), obtener un Certificado de Sello Digital, contratar un sistema informático que genere factura electrónica y practicar la validación de estas con el proveedor.

La contabilidad de las Personas Morales con fines no lucrativos

La contabilidad de las personas morales con fines no lucrativos guarda es básicamente la misma que las de régimen general, con ligeras variaciones en función de sus cualidades.

A tales efectos, el artículo 28 del Código Fiscal de la Federación, en concordancia con su Reglamento y el Reglamento de LISR, establece las directrices para llevar los registros de las cuentas de las organizaciones:

– A los efectos tributarios, la contabilidad se compone de los libros físicos, sistemas y registros contables, papeles de trabajo, estados de cuenta, cuentas especiales, libros y registros sociales, control de inventarios y método de valuación, diversos medios de almacenamiento de datos, dispositivos y programas electrónicos de registro fiscal y sus registros,  documentos comprobatorios de los asientos respectivos, así como documentación e información relacionada con el cumplimiento de las disposiciones fiscales, que acredite sus ingresos y deducciones, y la dispongan las leyes.

– Los registros o asientos contables cumplirán con lo establecido al respecto por el Reglamento del CFF.

– Los registros o asientos contables estarán inscritos en medios electrónicos conforme a lo establecido en el Reglamento ejusdem y lo dispuesto por el SAT. La documentación comprobatoria de estos debe estar a disposición en el domicilio fiscal del contribuyente.

– Llevar la contabilidad en sistemas electrónicos capaces de generar archivos en formato XML.

– Es obligación de las personas morales con fines no lucrativos el envío de balanzas de comprobación y catálogo de cuentas.

Los verdaderos motivos de las cartas enviadas por el FISCO

En la actualidad puede ocurrir que recibas carta de invitación del fisco, sin aun estar registrado o haber obtenido el RFC.

Después de la nueva reforma publica, las entidades bancarias tienen toda la autorización para informarle al SAT, cada movimiento que se realicen la cuenta. Este es el verdadero motivo por el cual el fisco puede avisarte que debes cancelar los impuestos, aun sin estar inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes.

Los verdaderos motivos de las cartas del FISCO

En cumplimiento de las medidas tomadas por los entes gubernamentales, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), tiene total acceso a los movimientos bancarios (transferencia o efectivo) de todas las cuentas que poseas. El motivo por el cual se está implementando este sistema  se debe a la cantidad de personas que no se encuentran inscritos en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), y, de esa manera evitan cancelarle al estado las cuotas de impuesto.

La acción del SAT consiste en enviarle al residente una carta donde le indica el monto o cantidad que debe cancelar en impuestos, no obstante, si aún no se encuentra en los registros del RFC, la misma lo invitará a realizar el trámite legal. El recibo llegará a la dirección domiciliaria en la que reside.

Sin embargo, es importante verificar en las oficinas la información que te suministren en dicho correo, debido a que en ocasiones suelen cometer errores en cuanto a los movimientos generados, por ejemplo, te indican que has realizado un movimiento de 6 mil pesos y a través de esto te invitan a cancelar el 30% del Impuesto Sobre la Renta (ISR), pero resulta que no has tenido esa cantidad de dinero en tus cuentas bancarias siendo así un “error” de oficina.

Por este motivo, el experto en preformas fiscales, Raúl Carbajal comentó que pocos han sido los casos sin ingresos comerciales o propios de cifras altas que reciben dicha carta del fisco, en tal sentido, explicó que si este es su caso no le corresponde realizar el pago de impuesto por ganancia. No obstante, mencionó el procedimiento indicado para comprobar la información.

El proceso de validación consta en asesorarte si debes pagar impuestos, además, los depósitos o herencias no se deben declarar. Adicionalmente, enviar las cartas a personas no registradas es una estrategia para que se inscriban legalmente; asimismo, residentes que no generen movimiento de altas cifras no pueden obtener RFC. Por último, también puedes verificar por la página www.SAT.gob.mx.