Sacar el RFC

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público creó (por llamarlo de alguna manera) al Servicio de Administración Tributaria, órgano cuya tarea fundamental es la de recaudar impuestos.

Parte de ese dinero se utiliza para la generación y preservación de programas que promueven el bienestar público. Si el gobierno no contara con la contribución de los ciudadanos, muchas de las prestaciones con las que cuenta la sociedad, simplemente no existirían, ya que no habría manera de seguir con su operación.

Sacar el RFC

Es por eso, que el ofrecer una guía simple y fácil de entender sobre cómo sacar el RFC es el compromiso de quienes forman parte del SAT. No obstante, hemos visto que aunque sus páginas informativas poseen datos interesantes, aún les hace falta una forma más simple de expresar los pasos que un usuario que no tenga contacto frecuente con las herramientas informáticas debe seguir para solicitar su Registro Federal de Contribuyentes.

Sin más preámbulos, en las siguientes líneas te ofrecemos una guía de pasos bastante resumida, para que tu cálculo de RFC sea fácil, rápido y cómodo.

Si hay una herramienta que nos puede ayudar al momento de registrarnos ante el SAT, esa es la Clave Única de Registro Población. Por si no lo sabes, este trámite corre a cargo del Registro Nacional de Población y es totalmente gratuito.

Otro beneficio de sacar tu RFC con homoclave utilizando los instrumentos virtuales, reside en que el tipo de formulario que verás a la hora de registrarte, corresponderá de manera automática con la clasificación que te toca.

Decimos esto, porque básicamente existen dos grandes grupos en los que se dividen los contribuyentes en México: Primeramente las Personas Morales y después las Personas Físicas.

En el primer apartado se acomoda a las empresas privadas que por ende están obligadas a pagar impuestos. En segundo lugar toca el turno a los particulares, es decir, la gente que recibe un pago por el trabajo que desempeña a diario.

Sin embargo, volvamos a la inscripción del RFC con CURP. En la página del SAT entra al link de “Trámites” y después ubica el sub menú de RFC. Deberás estar muy atento, ya que si te equivocas al momento de seleccionar una opción, es probable que tu registro no se lleve a cabo adecuadamente.

Si por alguna razón no tienes cerca de ti una computadora que tenga conexión a Internet, te recordamos que siempre puedes llamar a la línea telefónica del Servicio de Administración Tributaria para que así, uno de tus asesores te diga donde se encuentra la sala de Internet del SAT más cercana a tu localidad.

Ahí podrás acudir en el horario que se te indique para poder llevar a cabo cualquier tipo de diligencia vinculada al RFC online. Por supuesto, la prestación del equipo de cómputo no tiene ningún costo.

Cuando hayas completado el alta de tu RFC por internet, sólo quedará esperar el plazo fijado por la ley (alrededor de 10 días hábiles) para ir y recoger tus documentos. El día de tu cita deberás presentarte acompañado de los siguientes documentos para que se te haga entrega de la Cédula de Identificación Fiscal.

. Original y copia de tu acta de nacimiento.

– Original y copia de una identificación oficial con fotografía vigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *